Alquilar un local de tu propiedad conlleva una serie de obligaciones fiscales. Estudiaremos cómo tributa en el Impuesto sobre la renta y en el IVA. 

La Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) regula el alquiler de local de negocio dentro del arrendamiento para uso distinto al de vivienda.

Como hicimos para el alquiler de vivienda habitual, vamos a analizar las implicaciones fiscales de este tipo de arrendamiento.

¿Debes darte de alta en Hacienda al alquilar un local de tu propiedad?

Si quieres arrendar un local de negocio a una empresa o a un autónomo para que ejerza su actividad económica, debes darte de alta en Hacienda. Esto es así porque el arrendamiento es una prestación de servicios sujeta a IVA.

Presentarás el modelo 037 para darte de alta en el Censo de Empresarios y Profesionales de Hacienda como arrendador de locales de negocio.

Si alquilas un local de tu propiedad deberás darte de alta en Hacienda y repercutir #IVA Clic para tuitear

El epígrafe que corresponde es 861.2 de “Alquiler de locales industriales y otros alquileres n.c.o.p.”. Así comunicarás a Hacienda que alquilas un local de tu propiedad y que debes realizar declaraciones de IVA.

Impuesto sobre el Valor Añadido

Alquilar un local de tu propiedad es una prestación de servicios sujeta a IVA. Tanto si se trata de un local como de un inmueble destinado a vivienda y despacho profesional; por ejemplo, cuando alquilas una vivienda a un arquitecto que va a destinar una parte a su estudio.

Debes repercutir IVA por el total de la contraprestación (renta y cantidades asimiladas y accesorias) al tipo general del 21% y presentar declaraciones trimestrales de IVA pudiendo deducirte el IVA soportado por las inversiones o gastos realizados en el inmueble.

Si repercutes al inquilino gastos que están a tu nombre (como comunidad, suministros, IBI…), estos formarán parte de la base imponible del IVA junto con las rentas del alquiler.

Así lo señalan el artículo 78 de la LIVA y la Consulta vinculante V2290-06 de la Dirección General de Tributos. Ésta última especifica que dado que tanto la luz como el agua son un coste del propietario (las facturas se emiten a su nombre) que repercute a los inquilinos, estas cantidades no pueden tener la consideración de suplidos; por tanto, formarán parte de la base imponible del alquiler.

Resumen anual de IVA

En caso de que el arrendamiento sea la única actividad por la que debes presentar declaraciones de IVA, no estás obligado a presentar el resumen anual de IVA (modelo 390). Sólo tendrás que aportar cierta información adicional en la declaración de IVA del cuarto trimestre.

Ebook tributacion alquiler inmuebles

 

Retención a cuenta del IRPF por alquilar un local de tu propiedad

Como el que te paga es un autónomo o una empresa, la ley le obliga a retener un porcentaje sobre la cantidad que te paga y a ingresarlo trimestralmente en hacienda a cuenta de tu IRPF. En 2019 sigue siendo el 19% y aunque no existe obligación de que lo pongas en la factura, es frecuente que se haga.

La retención debe practicarse sobre todos aquellos gastos que se repercutan al arrendatario en virtud del contrato de arrendamiento como son la comunidad, los suministros (agua, luz, etc), el IBI o la tasa de basuras. Así lo reconoce el artículo 100 del Reglamento del IRPF y la consulta vinculante V1866-08 de la Dirección General de Tributos.

Si quieres conocer más sobre este tema lee Cómo y cuándo practicar retenciones sobre el alquiler de inmuebles.

Ejemplo de factura por alquilar un local de tu propiedad

Supongamos que alquilas un local por 500 euros mensuales, el desglose de la factura a emitir es:

factura alquiler local

Trimestralmente debes liquidar el IVA (315€, salvo que puedas deducirte IVA soportado por inversiones o gastos relacionados con el inmueble) y el inquilino ingresará la cantidad que te ha retenido en el trimestre (285€) utilizando el Modelo 115.

Si el inquilino está obligado por contrato a pagar el IBI (100 €), ese mes el desglose de la factura será:

factura alquiler local con IBI

Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas

Como arrendador de un inmueble sin ejercer una actividad económica, debes declarar estos ingresos como rendimientos de capital inmobiliario.

Se considerarán todos los ingresos obtenidos en el año y los gastos ocasionados para hacer frente a este alquiler: IBI, tasa de basuras, gastos de comunidad, intereses y gastos de financiación, amortización…

Al no tratarse de un arrendamiento de vivienda, el rendimiento neto positivo obtenido por el alquiler de locales de negocio no puede acogerse a la reducción del 60% que establece la ley del IRPF.

El artículo 27 de la Ley del IRPF señala que se entenderá que el arrendamiento de inmuebles se realiza como actividad económica únicamente cuando para la ordenación de esta se utilice, al menos, una persona empleada con contrato laboral y a jornada completa.

Si eres copropietario de un local te interesa leer Compartes la propiedad de un inmueble en alquiler.

¿Quieres que nos ocupemos nosotros de todas tus obligaciones fiscales como arrendador? Ofrecemos un servicio de asesoramiento y presentación de declaraciones desde 18 euros al mes. Contacta con nosotros.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, promedio: 4,22 de 5)
Blog Jraeconomistas Foto Cabecera

Si quieres recibir los artículos en tu email, subscríbete!

Consentimiento

Gracias por subscribirte!. Valida el email de confirmación.

Shares
Share This