No hacer la declaración de la renta de un año o no presentarla en plazo es posible. Pero también que Hacienda te sancione. Por eso vamos a explicar qué puede suceder al no hacer la declaración de la renta en el período establecido para ello.

No presentas la declaración pero no estás obligado

Si obtienes rendimientos inferiores a los mínimos establecidos en la Ley del IRPF no estarás obligado a liquidar el impuesto sobre la renta. Y si no estás obligado, no hacer la declaración de la renta no tendrá ninguna consecuencia. Hacienda no te va a requerir ni sancionar por ello.

Aunque recuerda que conviene presentar la declaración sin estar obligado para poder aplicar deducciones u obtener la devolución de lo retenido.

presentar la declaracion de renta sin estar obligado

 

  ¿Te conviene declarar aunque no estés obligado a hacerlo?

 

 

Consecuencias de no hacer la declaración de la renta en plazo

Lo que pagarás por no presentar la declaración de la renta a tiempo depende de 3 factores:

  • el tiempo de retraso en la presentación
  • el resultado de la declaración: a pagar o a devolver
  • si la presentación es voluntaria o por requerimiento de la Administración.

Las consecuencias serán mucho peores si es Hacienda la que te requiere la presentación de una declaración que sale a pagar.

Recuerda que Hacienda dispone de 4 años, contados desde el último día de plazo voluntario de declaración, para revisar el IRPF. Así, la Agencia Tributaria podrá comprobar la Renta 2018 hasta el 1 de julio de 2023. En ese momento, prescribirá su derecho. Y no podrá exigirte ninguna cantidad por el IRPF de 2018. Aunque no hubieras presentado la declaración aún estando obligado a ello.

Requerimiento de Hacienda por no hacer la declaración de la renta

Si Hacienda detecta que no has presentado la declaración estando obligado a ello, te enviará un requerimiento para que lo hagas o para que justifiques porqué no lo has hecho.

También iniciará un procedimiento sancionador ya que al no presentar una declaración en plazo estás cometiendo una infracción tributaria. La infracción dependerá del resultado de la declaración de renta.

Si el IRPF sale a pagar

Además del resultado de la declaración deberás pagar los intereses de demora.

La infracción cometida en este caso es dejar de ingresar, dentro del plazo establecido para ello, la totalidad o parte de la deuda tributaria y está regulada en el artículo 191 de la Ley General Tributaria.

Conlleva una sanción de entre el 50 y el 150% del total de la deuda y puede graduarse:

  • si se ha causado perjuicio económico a Hacienda
  • si se han cometido de forma repetida otras infracciones tributarias.

Si el IRPF sale a devolver o con resultado 0

Hay quien no presenta la declaración aunque le salga a devolver. En la mayoría de los casos es por desconocimiento de la obligación de declarar o por pensar que como la cantidad es pequeña no merece la pena pedir la devolución. Le hacen un favor a Hacienda dejándole el dinero para que lo destine a lo que crea conveniente.

Si haces eso puedes ocasionarte muchos problemas. Si estás obligado a ello, no presentar la declaración de la renta a tiempo es una infracción leve por la que Hacienda puede sancionarte. El resultado es que te devolverá menos. E incluso puede que te toque pagar.

El artículo 198 de la LGT señala que la sanción en este caso consistirá una multa de 200 euros, que puede quedar en 150 euros si no recurres y la pagas en plazo.

Contrata nuestro servicio de renta para que el resultado de tu declaración sea el más favorable posible

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Blog Jraeconomistas Foto Cabecera

Si quieres recibir los artículos en tu email, subscríbete!

Consentimiento

Gracias por subscribirte!. Valida el email de confirmación.

Shares
Share This