Siempre es mejor recibir las notificaciones a tiempo, sobre todo si se trata de liquidaciones o sanciones. Así se está en plazo para presentar recurso o para acceder a la rebaja por pronto pago.
La Sentencia del Supremo no significa que Hacienda no pueda enviar notificaciones en agosto, pero abre la puerta a que un juzgado pueda anularlas si aprecia "circunstancias concurrentes".
La solución en este caso es utilizar los días de cortesía, 30 días naturales en los que Hacienda no podrá enviarte notificaciones electrónicas.
Shares