La cuota de la Hermandad desgrava en el IRPF. Y es que, pertenecer a una Hermandad no tiene sólo connotaciones espirituales, sino también económicas. Podrás recuperar en tu declaración de la renta hasta el 75% de lo aportado.

La cuota de la Hermandad desgrava en el IRPF

Afortunadamente, y a pesar de los efectos de la crisis, son muchas las personas que colaboran de una u otra forma en causas sociales y con asociaciones de  carácter no lucrativo. Desde Organizaciones No Gubernamentales de todo tipo hasta Hermandades y Cofradías, estas asociaciones reciben periódicamente aportaciones de sus asociados o afines.

Sin embargo lo que no mucha gente conoce es que dichas cantidades aportadas son deducibles en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas o en el Impuesto de Sociedades, dependiendo del caso concreto.

Los primeros 150€ de la cuota a la Hermandad desgravan el 75% y a partir de 150€, el 30%. #donativosAHermandades Clic para tuitear

Importe de la deducción por donativos si pagas la cuota de la Cofradía

Las Hermandades pueden, sí así lo desean y cumpliendo una serie de requisitos, acogerse a la Ley 49/2002 sobre Régimen Fiscal de Entidades sin Fines Lucrativos y de los Incentivos Fiscales al Mecenazgo.

El acogimiento a esta ley conlleva beneficios fiscales para la propia Hermandad, como la exención del pago del IBI o la reducción al tipo del 10% en caso de que existieran rentas no exentas.

Pero también para los hermanos y personas o entidades donantes ya que la cuota de la Hermandad desgrava en el IRPF.

Al presentar tu declaración de la renta podrás recuperar hasta el 75% de lo aportado.

Tras la reforma fiscal del 2015 que introduce modificaciones en la Ley 49/2002 por la publicación de la Ley 27/2014, de 27 de noviembre del Impuesto Sobre Sociedades, los donativos y cuotas recibidas están sujetos a una importante desgravación fiscal.

cuadro deduccion por donativos

Solo se podrá deducir una cuota por hermano. Por lo tanto, aquellos hermanos que por distintos motivos, abonen varias cuotas (hijos, nietos, amigos…) solo podrán deducirse la suya.

Para aplicar esta deducción habrá que justificar el importe de las cuotas pagadas o donativos realizados mediante certificación expedida por la Hermandad.

Es decir, antes de que termine el año, habrá que comunicar a esta entidad el deseo de aplicar esta deducción fiscal para que la Hermandad remita a Hacienda la información correspondiente.

Así, las cantidades donadas aparecen directamente en el borrador de la declaración del IRPF.

Si no aparecen en el borrador o en los datos fiscales, es posible que la Hermandad no esté acogida al régimen especial. En este caso, habría que consultarlo con su correspondiente Tesorería.

Lee el artículo sobre deducción por donativos si quieres saber más sobre este tema.

Fotografía de portada: Rafa Fdez http://www.fotografia-rf.blogspot.com.es/

Blog Jraeconomistas Foto Cabecera

Si quieres recibir los artículos en tu email, subscríbete!

Consentimiento

Gracias por subscribirte!. Valida el email de confirmación.

Shares
Share This